LA RESPONSABILIDAD “SOCIAL” EN UCPBJ

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Hace unas semanas se publicó en El Comercio (12/10/09) una sección contratada por un grupo de grandes empresas que pretenden dará conocer sus buenas prácticas de responsabilidad social empresarial (en adelante RSE). Estas opiniones se pueden resumirse en: la RSE es parte de un modelo de gestión que debe trascender a las tempestades socioeconómicas del macroentorno pues su perspectiva es a largo plazo y está ligada a la sostenibilidad del entorno en que se desarrolla. Definitivamente las opiniones vertidas hasta son aceptadas; no obstante, en la página 24 se muestra un ranking de responsabilidad (percepción 2009) que proporcionó Datum yAccountAbility en la cual aparece Backus con el tercer puesto entre las empresas más responsables. Al lado derecho del gráfico se muestra otra estadística que explica quienes son los encuestados y como determinan su elección de las empresas responsables; es en este punto donde empieza la discrepancia.

Las personas que conforman la mayor parte de la población peruana no tienen una idea consistente respecto a la RSE y cuando se les mención el tema, traen a su mente los conceptos de ecología, apoyo a las personas con necesidades, apoyo a causas benéficas. Pero ello es solo son una pequeña parte de los que este concepto comprende. La inversión social (apoyo social con finalidad lucrativa), la filantropía empresarial (donación) y las practicas de responsabilidad social que consiste en actuar de manera responsable en la búsqueda del bienestar de todos los grupos de interés (stakeholdes), entre los cuales están los accionistas, los colaboradores, los proveedores, distribuidores, la comunidad local y la sociedad representada por organizaciones civiles y el gobierno (de Fernández Gago -Administración de la Responsabilidad Social Corporativa, España- 2005). Así, no cualquier persona puede distinguir claramente esta diferencia, por ello puedo decir que la presentación de este informe no busca demostrar una realidad sino crear un orden en la mente del lector. Puedo reforzar esta opinión con la información vertida por los compañeros dirigentes del Sindicato de obreros de B&J respecto a la actitud de la administración cuando se exigen los derechos y actualmente con la arrogancia con que se trata a los jubilados aduciendo que como ya no son trabajadores no tienen obligación de brindarles los beneficios que ya antes habían ganado. Finalmente expreso mi respaldo a los compañeros del sindicato de obreros, que es ahora una organización nacional, y a la asociación de jubilados; igualmente invoco a todo los lectores que no se dejen impresionar por el ranking o los premios de RSE ni dejen que otros sean mal informados pues una empresa socialmente responsable bebe buscar también establecer una respetuosa y armónica relación con sus colaboradores, proveedores y distribuidores así como lo hace con los accionistas.


 


 

Por: Juan Carlos Choqque C. Estudiante de La UNMSM-FCA

ante de La UNMSM-FCA

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada